Así se adaptan las escuelas de negocios a una nueva era

Así se adaptan las escuelas de negocios a una nueva era

Así se adaptan las escuelas de negocios a una nueva era

RAMÓN ÁLVAREZ, BARCELONA 11/10/2020 00:05 | Actualizado a 11/10/2020 16:22

Clases híbridas –con la mitad de los alumnos en el centro y la otra mitad en sus casas u oficinas–, aulas convertidas en espacios audiovisuales, programas adaptados a las nuevas demandas de formación y rigurosas medidas de seguridad. Esa es la nueva normalidad en la que las escuelas de negocios españolas inician un nuevo curso marcado profundamente por la pandemia. No se trata sólo de una situación coyuntural, sino de una evolución que los acontecimientos han acelerado, pero que ha llegado para quedarse y dar un giro definitivo a los modelos de formación.

“Todos habíamos iniciado el proceso de digitalización de la enseñanza y cada vez cobraba más peso en nuestras ofertas educativas, pero el coronavirus lo ha acelerado como nunca habríamos imaginado”, explica Marc Correa, director de Executive Education de Esade. La escuela se encontraba en pleno desarrollo de su Plan Estratégico 2019-2023, donde destacaba su proyecto de programas in/on (in class-online), que la realidad ha superado.

Cambios

La imagen puede contener: 4 personas, texto que dice "Zoom22P areunión está grabando areunións está grabando seguir adelante con esta reunió está dando consentimiento consentir ser grabado. DiegoYaeggy Yaeggy Nitin Triathi 89"

El 65% de los programas se han adaptado en algún grado a las nuevas demandas que deja la pandemia

El escenario de ésta y de todas las grandes escuelas de negocios españolas es la de unas aulas donde se ha estandarizado la denominada formación híbrida, con alumnos presenciales y otros que siguen las clases en remoto e interactúan con profesores y compañeros con total normalidad gracias a un circuito cerrado con cámaras, monitores y micrófonos distribuidos por el aula que permiten que todo el mundo se vea y se escuche.

“Hemos conseguido que la experiencia del que esté físicamente en clase sea prácticamente la misma de quien está en casa, quizá a cientos o miles de kilómetros. De la misma manera que así podemos contar con invitados o colaboradores que ya no tienen que desplazarse para participar en una sesión”, añade Philip Moscoso, responsable de programas para directivos en Iese-Universidad de Navarra. La institución ha desarrollado incluso una plataforma propia para potenciar este nuevo modelo.

De que éste es un camino sin retorno dan fe tanto las importantes inversiones que han acometido los centros como el estudio Executive Academy Conversations. Preparing for the omnichannel fall 2020 , liderado por Jordi Díaz, decano de Eada y elaborado a partir de la experiencia de 60 escuelas de negocios de todo el mundo. Más de un 80% de estos centros ya han adoptado este modelo híbrido y tienen la intención de ampliarlo a lo largo del 2021 para consolidarlo como su modelo natural.

“Nuestra experiencia es que hace apenas un año la mayoría ve los programas full-time eran 100% presenciales y ahora son en formato mixto en un 80%. La presencialidad se ha reducido a un 8%”, explica Díaz. “Para nosotros, el peso de la formación online era de apenas un 5% o un 6%, pero de cara a este curso hemos transformado en híbridas 35 aulas con una inversión de un millón de euros”, añade Oriol Amat, decano de la Barcelona School of Management de la UPFEAE, por su parte, ha lanzado los programas Hybrid ConnectEd, en los que cada asignatura tiene un apartado online para la parte teórica y otro de atención presencial, como explica su decano, Josep Maria Altarriba.

El modelo de las clases presenciales ha dado un giro
El modelo de las clases presenciales ha dado un giro (Miquel Coll Molas / Archivo)

No se trata sólo de una transformación de la forma de impartir y recibir unas clases cada vez menos presencial, sino también de una evolución de las propias materias para atender a las nuevas capacidades que requiere la nueva realidad en el mundo de la empresa. Las competencias y el liderazgo digital, la gestión del big data y el análisis de datos, el comercio online, la gestión inclusiva, las plataformas logísticas e incluso la sostenibilidad son ámbitos con una gran demanda sobrevenida de formación que en muchos casos debes ser abordados desde nuevos enfoques. De hecho, según el estudio citado, un 65% de las escuelas ha modificado en algún grado sus programas para adaptarlos a los nuevos requerimientos.

Tendencias

Competencias digitales, comercio online, plataformas logísticas… acaparan la demanda formativa

De ahí que centros como Esade, con programas personalizados a las necesidades de sus clientes, haya ampliado en estos últimos meses su portfolio de programas de formación para responder a estas necesidades y haya firmado un acuerdo con el MIT para desarrollar programas de formación en el ámbito del LegalTech. Iese ha incidido en la nueva gestión de equipos, Esic ha reforzado sus estudios en el área de Data Sciences, Deusto ha aprovechado la experiencia de gestión de estos meses de exalumnos que ocupan relevantes cargos en la empresa para impartir sesiones específicas y centros especializados en el marketing en diseño como IED ha potenciado su formación de comercio online dirigido especialmente al retail. Otros centros han dotado a sus MBA de nuevas asignaturas específicas que responden a esta demanda.

En cuanto a las medidas de seguridad, son extremas en todos los centros, en algunos casos con pantallas térmica y sistemas de reconocimiento facial, como en el propio IED, o con PCR para todos los alumnos, docentes y personal, como ha hecho Eserp.

Deja una respuesta

19 − dieciseis =